Rutas, paseos playa.

Rutas por la playa

El tiempo que dedicamos a la ruta, oscila entre dos horas y media a tres, dependiendo del grupo. Usamos cascos, polainas, y monturas vaquera andaluza. 
A vuestra llegada,elegireis cascos y polainas, y de acuerdo a vuestro peso, edad y experiencia, se os asignara un caballo apropiado. 
Formado el grupo, pasaremos a una pista de 60m por 20, debidamente humedecida, en la que recibireis una clase de fundamentos básicos, y equilibrios a caballo. 
Cuando todos los jinetes están sincronizados en el orden establecido, y trotando con regularidad, emprendemos rumbo a la playa. 
Partimos del cortijo campo a través, por Mangueta, saliendo a la playa del Palmar. Recorremos la playa de Mangueta, hasta llegar a la playa de zahora.
Una vez allí, los más expertos harán sus galopes, mientras el resto los observa.
Volveremos a la puesta de sol, cuando la ruta sea por la tarde. El tiempo que empleamos es absolutamente necesario para disfrutar de una ruta segura y de calidad.  El precio es de 60eu por caballo. 
Por razones de seguridad y profesionalidad, no llevamos niños a la playa, si no han recibido cursos de equitación previos. 
Para niños, únicamente en la pista, de la mano de los monitores, evitando riesgos, utilizamos minimo dos caballos al precio de 60eu 30minutos. 
No somos una “hípica de temporada” con rutas de una hora a 25eu, en la que por desgana en unos casos, o por falta de tiempo en otros, nadie se preocupa de vuestra integridad. 
Cortijo mangueta lleva desde 1998 haciendo rutas a la playa. Aquí tu integridad, es prioritaria, por eso la clase que ofertamos, está pensada, con, y para tu seguridad, de forma que puedas mantener en todo momento, el equilibrio necesario y suficiente, tanto al paso, como al trote, con unos conocimientos simples y directos.

No hay que olvidar que los caballos no son maquinas, y que debemos dedicar una porción de tiempo extra a la conexión con el mismo, tratándolos con mimo y respeto, como ellos lo harán contigo, pues han recibido una doma especial, acompañando a sus madres a la playa desde potros, y así hemos conseguido unos caballos muy adecuados al trabajo que realizan
Nuestros caballos son nobles, sanos, y fuertes.   No han sido “rescatados” , como dicen otros, para justificar su desnutrición, y falta de cuidados. 


Y lo mas importante. Cuando alguien te diga que lleva niños a la playa, sin conocimientos ecuestres ni experiencia, por favor, piensalo dos veces, y desconfia.
Busca auténticos profesionales. 
 

 

(No aceptamos tarjetas de crédito)